Las uvas son antioxidantes, antiinflamatorias, desintoxicantes, cuidan el corazón.

Las uvas blancas crudas son deliciosas y versátiles, se prestan a formar parte de macedonias, mueslis, tartas y todo tipo de dulces. Pero también las podemos incorporar en recetas saladas para conseguir un toque agridulce.