Los pimientos amarillos aportan calcio, potasio, vitamina C, vitamina A y magnesio en cantidades beneficiosas para el cuerpo humano.