Una fruta que al natural es muy baja en azucares y por lo tanto tiene pocas calorías.

Por su contenido en fibra y taninos, ayuda a cortar la diarrea, a evitar la deshidratación provocada por vómitos.

Esta fruta es rica en pectinas, adecuada para disminuir niveles elevados de colesterol en sangre.