Se recomienda comer en crudo, pero también para cocer para hacer tartas y al horno es fenomenal.

Este tipo de manzana ayuda a reducir la inflamación de las vías respiratorias. Facilitan la digestión de los alimentos ricos en grasas.