Las judías verdes son muy versátiles en la cocina, fortalecen el sistema inmunológico y son ricas en fibra.