La calidad de nuestro Jamón de Cebo Ibérico está garantizada gracias al cuidado con el que es elaborado desde el nacimiento de nuestros cerdos en la granja de Las Laderas hasta el proceso de curación de 24 a 30 meses de duración en el que es sometido a un meticuloso control de calidad.