El pastel de verduras está delicioso y es muy fácil de preparar. Una estupenda forma de hacer que los niños y los poco amantes de la verdura tomen más este alimento básico en la dieta. ¿Quieres una receta deliciosa y lista en tan solo unos minutos ideal para cenar, como tentempié o para llevar de excursión? Pues, no te ofrecemos una sino dos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el pastel de verduras en un plato variado que se puede preparar de muchísimas maneras diferentes. Aunque vamos a ofreceros dos recetas, desde Transfrutas queremos dejar claro que podéis comprar y usar cualquier verdura que tengáis a vuestro alcance para crear pasteles con sabores y texturas únicas.

¡Toma nota y sorprende a los tuyos con una receta nueva y exquisita!

Receta de pastel de verduras clásico con toque de pimentón y queso

Esta es una de las recetas más clásicas que hay a la que le hemos añadido un toque de pimentón dulce y queso. En cuanto a las verduras, te damos una propuesta, aunque puedes ponerle las que más te gusten.

Ingredientes

1 puerro

1 patata mediana

1 calabacín

1 zanahoria

1 pimiento rojo

Un puñado de guisantes congelados

4 huevos

200 ml de nata líquida

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra molida

Una pizca de pimentón dulce

Una cucharada de queso parmesano en polvo

Sal

Modo de elaboración del pastel de verduras

1. Lo primero que tienes que hacer es pelar la zanahoria y cortarla en cuadritos junto con el resto de verduras.

2. Pon un poco de aceite en una sartén y añade las patatas y el puerro y salpimienta. Fríe a fuego bajo hasta que estén tiernos.

3. Incorpora el resto de verduras y vuelve a salpimentar. Deja que se pochen a fuego medio-bajo. Añade una pizca de pimentón dulce justo antes de retirarlas del fuego.

4. Mientras tanto, bate los huevos junto con la nata líquida, el queso y un poco de pimienta negra.

5. Añade las verduras.

6. Pon la mezcla en un molde de silicona rectangular e introduce en el horno precalentado entre 40-45 minutos 165 °C. Para comprobar si está o no listo, mete una aguja de punto y cuando salga seca, lo tienes listo.

7. No lo desmoldes hasta que no esté frío del todo.

8. Acompáñalo con una salsa rosa casera a base de lactonesa y un poco de tomate frito. Para la lactonesa, bate un vasito pequeño de aceite de girasol, uno de oliva y uno de leche con sal y pimienta.

Ideas para hacer un pastel de verduras

Receta de pastel de verduras con champiñones y hierbas

Este pastel resulta delicioso por el intenso sabor de los champiñones que combina a la perfección con perejil y las hierbas provenzales. Además, acompañado con la lactonesa con menta fresca tendrás un plato de lo más atractivo a la vista y el paladar.

Ingredientes

200 gramos de champiñones frescos

1/2 puerro

1 cebolla nueva pequeña

1/2 pimiento verde

Un puñado de perejil fresco

4 huevos

200 ml de leche

Un puñado de hierbas provenzales, orégano o albahaca

Pimienta negra molida

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Modo de elaboración del pastel de verdura con champiñones

1. Corta las verduras en trocitos excepto el champiñón que lo puedes hacer laminado.

2. Pon un poco de AOVE en una sartén, deja que caliente y añade las verduras.

3. Salpimenta e incorpora las hierbas provenzales, la albahaca o el orégano.

4. Mientras bate la leche con los huevos.

5. Incorpora las verduras y un buen puñado de perejil fresco.

6. Pon en un molde de silicona e introduce en el horno precalentado por el mismo tiempo y a la misma temperatura que en la receta anterior.

7. Desmolda y sirve con una lactonesa casera aderezada con un poco de menta o hierbabuena fresca picada.

Como decíamos al principio del artículo, existen muchas más maneras de hacer el pastel de verduras. Selecciona y compra las verduras por internet que más te gusten y haz la prueba en la cocina.

Ya sabes, si te has propuesto comer más verduras, pero no te gustan las clásicas cocidas o a la plancha, prueba con un pastel de verduras… ¡Se convertirá en una de tus recetas favoritas!