CÍTRICOS

Comprar frutas cítricas a domicilio

Cada vez son más las personas que conocen las virtudes y beneficios del consumo habitual de frutas cítricas para el organismo. Esto ha llevado a muchos de nuestros clientes a encontrar en las naranjas, limones o pomelos una fuente inagotable de vitaminas que llegan acompañadas de un sabor inigualable.

La amplia variedad de cítricos que podemos consumir con facilidad garantiza la disponibilidad de diversas frutas cítricas durante todo el año para tomarlas de postre, en la merienda o como zumo o batido refrescante a lo largo del día. Independientemente de la forma de consumirlas, lo cierto es que estas frutas aportan grandes cantidades de vitamina C, fibra y potasio, así como otros muchos beneficios para el organismo.

¿Cuáles son las frutas cítricas más conocidas?

Cuando hablamos de la compra y consumo de cítricos, son muchas las personas que no tienen totalmente claro cuales son las frutas que se pueden encontrar en esta categoría.

Si hacemos una lista, podríamos decir que las más habituales son:

  • Limón
  • Naranja
  • Mandarina
  • Pomelo
  • Clementina
  • Piña
  • Mora

Estas no son las únicas frutas cítricas que podemos comer como parte de nuestra dieta saludable, pero si que son las más habituales y las que podemos encontrar en la frutería con más frecuencia.

Los cítricos contribuyen a prevenir la diabetes

Por desgracia, la diabetes es una enfermedad cada vez más extendida entre las personas de todo el mundo debido a los hábitos alimenticios de jóvenes y adultos. Si quieres combatir y prevenir la aparición de diabetes en tu organismo, una de las mejores formas de hacerlo es tomar cítricos de forma habitual.

Muchos cítricos estimulan el correcto funcionamiento del páncreas y contribuyen a regular los niveles de azúcar, evitando los picos de azúcar que pueden provocar diversos problemas de salud a largo plazo.

¿Debo tomar frutas cítricas en el embarazo?

Uno de los muchos beneficios de comprar frutas cítricas para incluir en la dieta es que las mujeres embarazadas pueden reducir considerablemente los mareos y vómitos relacionados con el propio embarazo. El ácido de las frutas contribuye a potenciar el vaciamiento gástrico, lo que evita la sensación de mareos tan común en las primeras etapas del embarazo de muchas mujeres.

Comer frutas cítricas como la naranja o la clementina también contribuye a la formación y generación del tubo neural y otros tejidos del bebé.

Ir a Arriba