La alimentación es indispensable para tener una buena salud sin importar la edad. En el caso de los más pequeños de la casa, los purés para bebés son perfectos para que estos obtengan los nutrientes necesarios y presenten un crecimiento saludable. Haciendo hincapié en la importancia de tomar estos alimentos día a día, en este post queremos darte cinco recetas para que los más pequeños puedan disfrutar de apetitosos purés.

Beneficios del puré de verdura para los bebés

Siempre teniendo en cuenta las indicaciones del pediatra, de forma general, a partir de los seis meses de edad, los bebés pueden comenzar a introducir las frutas y verduras en su alimentación. Si adquieres hortalizas y frutas frescas, siempre tendrás la seguridad de aportar una comida saludable a tu pequeño. En nuestra frutería online nos dedicamos a seleccionar frutas y verduras de gran calidad. A través de la venta online, llegan a casa de los clientes en las mejores condiciones. Así pueden disfrutar de un sabor auténtico.

Entre las ventajas más destacadas, resaltaremos la cantidad de vitaminas y nutrientes que aportan estos alimentos para que su sistema inmunitario se fortalezca y sus huesos se formen correctamente. Por otra parte, la textura de los purés es muy suave. Por tanto, serán ideales para que tu pequeño no los rechace al realizar el paso de la leche a alimentación complementaria.

También tenemos que resaltar que favorecen el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento. Además, aportan hidratación, ya que contienen un alto porcentaje de agua.

Purés de verdura para bebés

Recetas de purés ideales para bebés

En las siguientes líneas te expondremos cinco recetas para que puedas incluirlas en la alimentación de tu pequeño. Estamos convencidos de que le encantarán. En los purés que lleven verdura – aquí puedes comprar verduras frescas a domicilio – tendrás que realizar el proceso de la misma forma en todos los casos. Pon los ingredientes en la cazuela con un chorrito de aceite de oliva y dales unas vueltas a fuego medio para que se mezclen los sabores. Acto seguido, tendrás que incorporar el agua hasta que cubra los alimentos y dejar cocer todos los productos media hora. El último paso es triturar y, si así lo deseas, colar antes de servir en el plato.

Puré de verdura

Los ingredientes son 1/2 puerro, 1 calabacín, 1 zanahoria, 4 judías verdes y 1 patata. Sin embargo, puedes ir probando nuevos vegetales como calabaza, cebolla o algo de proteínas, como yema de huevo.

Puré de calabaza

1 trocito de calabaza, una yema de huevo, un trocito de cebolleta y un poquito de leche. Este último ingrediente se añadirá al final, cuando ya se esté triturando, para alcanzar una textura más suave y rica.

Puré de calabacín

1 patata, 1 puerro, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 calabacín y un diente de ajo. Si crees que el ajo puede darle mucho sabor, puedes hacerlo igual sin él. El sabor será algo más suave.

Puré de frutas

1 trocito de pera, 1 trocito de manzana, 1 trocito de plátano y un poco de leche. Bate todos los ingredientes e incorpora la cantidad de leche necesaria para que se quede una textura adecuada. Por supuesto, puedes ir probando con otras frutas e indagar para ver cuáles le gusta más.

Purés para bebés | Transfrutas

Puré de patata, calabacín y pollo

 

1 calabacín, 1 zanahoria, 1 rodaja de puerro, 1/2 manzana rallada, 1 patata mediana, 500 gramos de pollo. En este caso, introduce primero el pollo un poco hasta que coja color y, posteriormente, el resto de las verduras. Los siguientes puntos son igual que todos.

En conclusión, ahora que conoces algunas formas variadas de hacer purés para bebés, esperamos que te animes a probar a hacer las recetas. Nosotros te damos la oportunidad de hacer tu compra online y tener la seguridad de obtener productos de alta categoría.